Crisis en Ucrania: ¿se viene un nuevo orden mundial?

Por: Alvaro Roslik

El actual escenario en Ucrania es el resultado de un deterioro «que viene de bastante antes de 2014», afirma el profesor argentino Alberto Hutschenreuter, para quien todo comienza “en los años 1990, a partir de políticas occidentales determinadas a lograr dividendos de la victoria de la Guerra Fría”.
Según Hutschenreuter, las hostilidades actuales comienzan bastante tiempo atrás al inicio del conflicto en el Donbás, al este de Ucrania, entre las fuerzas del Gobierno y los sectores prorrusos de las autoproclamadas Repúblicas populares de Lugansk y Donetsk, reconocidas como Estados soberanos por la Federación Rusa en febrero de 2022.
«Mi impresión es que esto comienza bastante antes, en los años 1990, a partir de políticas occidentales determinadas a lograr dividendos de la victoria de la Guerra Fría, entendiendo por dividendos evitar que eventualmente surgiera una Rusia que volviera a retar la supremacía de Occidente», considera el doctor en Relaciones Internacionales de la Universidad de Salamanca.

No hay orden internacional

Para el académico, el último orden internacional fue la Guerra Fría posterior a la Segunda Guerra Mundial, a partir de lo cual se vive en un “desorden internacional”: «No se puede entender la actual situación en Ucrania, si no se tiene en cuenta el desbalance territorial que implicó la ampliación de la OTAN y la intención de continuar ampliándose».
Hutschenreuter sostiene que «durante los años 1990 hubo una globalización que, uno puede decir que fue un régimen que tuvo algo de orden internacional, básicamente económico». Luego se pasó a un momento de hegemonía estadounidense en la llamada «lucha contra el terrorismo». «Allí hubo cierta convergencia entre China, Rusia y EEUU en función de que el terrorismo era una amenza para todos«, agrega.

«Luego de los sucesos del Cáucaso en 2008 y posteriormente en 2014 esta cooperación se difuminó. Desaparece cualquier posibilidad de orden y desde entonces el mundo vive en un desorden internacional. No hay régimen y quienes deberían estar pensando en un régimen internacional, están enfrentados entre sí«, puntualiza el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Abierta Interamericana de Buenos Aires.

La no guerra

Lo que sucede entre Occidente y Rusia es «un caso de no guerra, un estado que no es ni de paz ni de guerra. En Ucrania tenemos una situación de confrontación entre Ucrania y Rusia, pero Occidente y la OTAN apoyan a una de las partes: Ucrania«, recuerda el académico.
De manera que, más allá de cómo termine la operación militar especial rusa en Ucrania, suponiendo que Moscú logre sus objetivos, “será muy difícil pensar un nuevo orden mundial. La cooperación internacional quedará muy abajo, el sistema multilateral también tendrá pocas posibilidades. Ni siquiera hablo de un orden, sino de un sistema de cooperación», lamenta Hutschenreuter.
La situación actual impactará en las posibilidades de cooperación internacional y tendrá «consecuencias muy negativas para el sistema internacional, que ya desde antes de la pandemia venía en estado de tensión y en algunos casos también, ni de guerra ni de paz».

Check Also

Provincia de Ilo, Un legado de pesca y desarrollo minero

Provincia de Ilo, Un legado de pesca y desarrollo minero Por: Sergio Díaz Ugarte La …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *